Conversaciones con sabor a malteada

El lugar donde se reúnen los amigos generalmente siempre es un café y se les ve sentados al rededor de una bebida caliente compartiendo sus anécdotas aún cuando no sean tan emocionantes como las de otros, pero está vez el panorama cambio a una malteada compartida con mi mejor amiga, viejos conocidos y desconocidos.

Al parecer en un cálido y colorido lugar de Bogotá se dan cita amigos, conocidos y familias, en diversos grupos el plan general es tener un rato ameno, sus conversaciones principalmente giran entorno a un personaje que para cada grupo de personas es distinto, con diferentes personalidades, matices y hasta expresiones.

Los más jóvenes es discutir de su vida y la pesadilla que son sus padres, lo difícil del colegio, se dan consejos frente a una gran copa más muchos dulces que malteada, hablan de procesos como si fuesen pruebas interminables. Otras mujeres jóvenes por su parte se daban consejos de belleza, peinados y lo que significa ser femenina,  su conversación también toco el tema común Jesús pero está vez desde un perfil de novio amoroso, que consciente, abraza y ayuda.

La delicia no sólo está en el menú, también en las conversaciones y los que las conforman, un grupo mediano de hombres entre veinticinco y treinta años hablan de la vida de un profesional, lo que esperan del futuro, la familia y su devoción, hablan de un personaje alternativo, des complicado, un amigo que siempre los sacaba de aprietos; mientras tomaba mi deliciosa bebida de limón pude observar a una madre dando consejos para el futuro a su hijo y lo que esperaba de él, lo corregirá por sus acciones y lo alentaba  para formar su carácter, le recordaba que en todo lo que hiciera ella estaría ahí.

Pero las conversaciones aunque con tonos dulces también giraron entorno al buen cine y la música no se hicieron esperar, dos hombres cerca charlaron por un buen rato acerca de la buena música y el cine como si fueran melómanos con más de cincuenta años o mejor cinéfilos octogenarios, lo curioso de los personajes es que no lograban alcanzar los treinta años.

Como en todo establecimiento las parejas de enamorados no se hicieron esperar, unas parecían una caricatura con corazones flotantes, hablan del futuro, sus planes y destilaban más dulce que sus bebidas, por otra parte otras se dedicaron a hablar de cosas en común y contar su semana.

Por mi parte mientras estuve en el lugar tuve una charla con mi mejor amiga de nuestras semanas, los afanes del los últimos días y la celebración de un evento importante, la conversación tuvo varios matices y temas pero el central fueron los proyectos y el futuro, también pude encontrarme con viejos amigos que por diferentes roles y horarios hace mucho tiempo no veía, la alegría de saber de sus vidas, apretarlos en un fuerte abrazo para sentirlos cerca fue muy bueno, pero lo inimaginable es encontrar a viejos conocidos que nos esperas encontrar allí.

Los comentarios acerca de procesos de formación de una iglesia local no se hicieron esperar, la mayoría de las personas que estaban en el lugar parecían ser personas comunes pero se dan cita para ser consejeros, en este lugar son tan comunes como la población joven, en este lugar  se suscitan discusiones de todo tipo desde como criar un perro, mejorar tu relación con Jesús, las  relaciones amorosas, hasta cine y arte.

En este lugar todos parecen ser socios, ayudan en todo, atienden y  parecen hacer parte de la decoración, pero la diversidad de conversaciones es tan rica y amplia como los dulces que acompañan las bebidas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s